sábado, 20 de mayo de 2017

Bullying. Un alegato contra el suicidio.

Francisco Rodriguez (14). Se suicidó luego de padecer acoso escolar o bullying en el Instituto ORT del barrio porteño de Nuñez. IN MEMORIAM.


Hola mi nombre es Patricio, me comunico con ustedes por primera vez ,les quería comentar mi caso.


De chico siempre fui tímido e introvertido sobre todo en la escuela, aunque en la guardería que iba me expresaba y jugaba mucho mas ,me gustaba estar ahí., mi infancia la puedo calificar en 7.5 puntos (si es que se puede poner un puntaje), luego vino la secundaria ,la primera mitad del primer año, me hice amigo de dos chicos, la pasábamos bien, pero a los pocos meses empezaron a cargarme ,o porque era muy narigón o porque tenia muchas cejas. Entonces me fui aislando. Los viernes se convertína en el peor de los días, porque en el colegio había muchas horas libres, por lo tanto había mas tiempo disponible para que me cargaran y acosaran.

Incluso había viernes que ni siquiera iba a la escuela.

Un día tomé la decisión de hablar con mi mamá y me puse a llorar, ella en ese momento se enteró de lo que me pasaba y fue a ver a la preceptora del colegio de mi curso. La celadora llamó a cuatro de los chicos que más me cargaban, dos de ellos eran los primeros que mencioné al principio. Pero a veces el remedio es peor que la enfermedad porque estaba mi mamá, la preceptora y los cuatro chicos, frente a y ante la presión no pude más y me largue a llorar. Dejaron de molestarme un tiempo, pero luego el maltrato (casi siempre psicológico, pero un par de veces incluso físico), pasó de ser feo a muy feo. Comenzaron a cargarme con mi mamá ,que era una puta y cosas así. Aguanté tres años. Cuando llegó quinto año (el último del colegio secundario en la República Argentina), después de leer un articulo de fobia social y ver que todo el problema o la mayor parte de él hablaba sobre la baja autoestima que producía en la víctimas, decidí cambiar mi timidez y mi introversión. Para que no me siguieran molestando, me empecé a juntar con amigos de la primaria y con ellos si la pasaba bien. Una noche leyendo un libro de autoayuda comencé  a confiar en mi, pero sin darme cuenta una vez más fue peor el remedio que la enfermedad porque empecé a perder contacto con la realidad, exacerbando mi ego. Creía que era conocido en mi barrio, en mi ciudad e incluso en todo el país, y después en el mundo. Sentía euforia porque tenía la convicción de que era famoso en todo el país, que competía en carreras de autos y que era súmamente exitoso, hasta que la realidad me golpeó de la peor manera y me internaron en una clínica psiquiátrica.

Pasé entonces de la euforia del éxito a estar internado como un demente.

Alentrar a una clínica psiquiátrica lo primero que aparece es la depresión. Después poco a poco se va saliendo pero para cuando salí de la institución mental, solo quería suicidarme, por lo que me volvieron a internar. Una vez más me dieron el alta y salí pero prácticamente de inmediato tuve un intento de suicidio, me arroje en el subte en una Estación de la Línea B. Me rescataron los médicos del Hospital Durand, estuve al borde de la muerte, quedé con lesiones importantes pero luego me fui recuperando. A partir de entonces me medicaron muy fuerte y durante mucho tiempo, pasando los días en mi casa sin hacer nada. Luego fui buscando elementos que me hicieran bien, me volqué hacia ayuda espiritual, medité, hice terapia, trabajé, leí; me anime a hacer cosas nuevas.

Así que el desafío de hoy en día es estar lo más sano posible para ayudarme a mi mismo y poder ayudar a otros.


Esto fue escrito desde mi experiencia, habla un poco del Bullying y también el trastorno que me dejó este problema y como de a poco lo fui superando. Ojalá sirva de ayuda a esos chicos que se quieren quitar la vida por causa de este problema, porque que más allá de que un psicólogo o un psiquiatra pueden ayudar, ellos no pasaron por esta terrible experiencia. Gracias por escucharme saludos.


Patricio L. Buenos Aires. REPÚBLICA ARGENTINA.

Cartas al Director de Bullying Sin Fronteras.

Quieres que tu testimonio sea publicado en el blog internacional de Bullying Sin Fronteras?

Envía una carta al Director de Bullying Sin Fronteras.
Dr. Javier Miglino. 

Agrega una foto y si lo deseas un correo de contacto.

Contacto: 
bullyingsinfronteras@gmail.com

La publicaremos y las personas y los medios de 40 países que nos siguen podrán conocerte.

ONG Internacional Bullying Sin Fronteras




No hay comentarios:

Publicar un comentario