viernes, 9 de junio de 2017

Bullying. Apuñalaron a un chico en Buenos Aires.


Fabian Aquino (16) luego de meses de atacarlo por su sobrepeso los
acosadores lo apuñalaron 12 veces en una escuela secundaria pública de
Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires.

Le dieron 12 puñaladas a compañero por bullying.

El aberrante episodio ocurrió en una escuela de la localidad bonaerense de Florencio Varela. Un estudiante sufrió un brutal ataque por parte de un grupo que se burlaba hacía tiempo. "Mi sobrino estuvo tirado en el piso del aula, ensangrentado, durante mucho tiempo”, denunció la tía de la víctima.

Sangre y locura en el interior de una escuela de nivel medio de la localidad bonaerense de Florencio Varela, inesperado escenario de un brutal ataque de un alumno hacia un compañero.
La víctima era habitual blanco de bullying, debido a su aspecto físico, por parte de un grupo de estudiantes, entre los cuales se encontraba el agresor, quien justamente comenzó a burlarse durante el recreo. Fue entonces que se desencadenó una gresca entre ambos y, cuando parecía que la disputa había culminado al regresar al curso, uno de los jóvenes tomó un cuchillo y le aplicó más de diez puñaladas al destinatario de sus bromas pesadas.
En consecuencia, mientras el menor permanece estable en un centro de salud, su familia responsabiliza a las autoridades escolares y exige medidas ejemplares. En la tarde del último miércoles, durante el recreo de las 15 horas, Fabián Aquino, de 16 años, disfrutaba de su tiempo libre en la jornada de clases, en soledad puesto que habitualmente era víctima de bullying por su sobrepeso.
Justamente, ese fue el factor por el cual una vez más un compañero del segundo año del nivel secundario, al que concurre, comenzó a acosarlo con expresiones aberrantes como “gordo de m...”.
A diferencia de anteriores ocasiones, Fabián no soportó el hostigamiento y protagonizó una pelea con quien interrumpió su tranquilidad, un incidente que se desarrolló sin la intervención de ningún responsable de la Escuela Media Nº 11, Agustín Ramírez, de la localidad bonaerense de Florencio Varela.
La gresca cesó cuando llegó el turno de volver al aula, en parte devolviéndole cierta tranquilidad al mencionado joven. Pero apenas éste se sentó en su banco, sintió una agresión por la espalda, de la que en principio pensó que eran golpes de puño.
Sin embargo, “apenas se dio vuelta, vio que este pibe tenía un cuchillo que le insertaba a la altura del riñón. Fueron 12 puñaladas, tres de ellas de profundidad”, relató a Bullying Sin Fronteras, Sandra Ramírez, tía de la víctima.
No obstante, la mujer remarcó que, tras el ataque, “ninguna autoridad acudió en su auxilio como tampoco intervino cuando se peleaban en el recreo. Mi sobrino estuvo tirado en el piso del aula, ensangrentado, durante mucho tiempo”.
Finalmente fue trasladado a una clínica de la misma localidad, donde permanece internado y su cuadro es estable, producto de las heridas sufridas pero su mayor padecimiento radica en el tormento desencadenado por el infierno vivido y, por lo tanto, “le dice a su mamá que no quiere volver más al colegio”, agregó Sandra.
En tanto, el agresor fue aprehendido, pero sería liberado en las próximas horas por su condición de menor de edad, razón por la cual los familiares de Fabián temen que retome, próximamente, sus estudios en la escuela, cuyas clases se llevaron a cabo con normalidad en la jornada de ayer, a pesar del aberrante hecho, que constituye uno de los tantos que conforman el 10% de casos de bullying que tienen lugar en las instituciones educativas de nuestro país.
Qué hacer frente a la Epidemia del Siglo XXI: el bullying?
'En general los niños y adolescentes guardan silencio sobre la tortura cotidiana del acoso escolar o bullying que padecen en la escuela. Los docentes hacen poco y nada al respecto y jústamente todo ese círculo de silencio favorece al hostigamiento que en algunos casos llega a causar la muerte de las víctimas. Por eso es esencial que los padres se involucren con sus hijos y ante un chico que llega a casa con el uniforme escolar roto, la mochila cortada, una chica que tiene un golpe o simplemente un estado de tristeza y depresión no visto antes, padres y madres deben confrontar con afecto a sus hijos para averiguar que está pasando. Si la causa es el acoso escolar, de inmediato deben concurrir al establecimiento educativo para denunciar la situación. Con 10 días corridos alcanza para que el docente encuentre una solución. Si el bullying continúa será necesario hacer la denuncia en la dirección de la escuela y brindar otros días corridos. Si en 20 días corridos el acoso escolar persiste, entonces será el momento de que los padres se comuniquen con Bullying Sin Fronteras. Haremos el reclamo formal ante el establecimiento educativo, ante el ministerio de educación respectivo y eventualmente ante la justicia. A partir de ahí el método de resolución de conflictos de Bullying Sin Fronteras tiene una efectividad del 96 por ciento', dijo Javier Miglino, Investigador Académico del acoso escolar y fundador de la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras.


Según el Estudio Conjunto de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas) y la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, 4 de cada 10 estudiantes secundarios admite haber sufrido acoso escolar. El 70% de los chicos tiene conocimiento de peleas y de situaciones constantes de humillación, hostigamiento o ridiculización. Y el 18% reconoce sufrir burla de manera habitual por alguna característica física.

ONG INTERNACIONAL BULLYING SIN FRONTERAS

Permitida la reproducción con indicación de la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos sus comentarios. Gracias. BSF