miércoles, 4 de julio de 2018

Los Cuatro Saberes que la Escuela debe enseñar contra el Bullying.



Ante la Epidemia del siglo XXI que es el Bullying, la escuela debe enseñar: 
1- a conocer
2- a hacer 
3- a convivir 
4- a ser
A partir de una definición del Equipo Multidisciplinario Internacional de Bullying Sin Fronteras, establecimos que "bullying", un vocablo de origen inglés referido al acoso escolar u hostigamiento escolar, está compuesto por la raíz "bully" que quiere decir matón o peleador más la desinencia inglesa o gerundio, indicador de la acción o del resultado de una acción. De esta manera el maltrato o la conducta agresiva, física o psicológica de un determinado niño o adolescente hacia otro, que se repite constantemente, con el fin de producir daño a ese compañero o compañera es bullying o acoso escolar.
Los tipos de bullying
El bullying puede ser de tipo psicológico, verbal, social o físico o en las redes sociales, llamado en este caso: ciberbullying o ciberacoso.
El bullying psicológico y bullying social es aquél a través del cual se ataca la autoestima de la persona. Aplicar "la ley del hielo" aislando a un niño o un adolescente de su grupo social, no invitándolo a fiestas de cumpleaños y otros, logrando que el docente no lo incorpore en la clase ni en estudios colectivos con varios compañeros. 
El bullying verbal está caracterizado por insultos, apodos, sobrenombres, burlas, desprecios y el destacar los defectos físicos de manera pública (sos una vaca, sos un mono, sos tonto como un mosquito, etc.) 
El bullying físico es el más peligroso porque el agresor tiene contacto con su víctima. Un niño o adolescente o aún peor un grupo de ellos, golpea, empuja, lastima, hiere o incluso le produce la muerte a un compañero o compañera.
Por fin el ciberbullying o acoso cibernético. Éste es el más nocivo y peligroso de todos. Está matando niños y adolescentes en este momento y produce al menos 200 muertes inocentes al año, sea por instigación al suicidio o por homicidio. Lamentablemente no solo utilizan las redes sociales de Twitter, Facebook e Instagram los niños y adolescentes para dañar sino que las empresas contratan "trolls", es decir personajes siniestros que escudados en un nick falso insultan, amenazan e instigan al suicidio y a la violencia a aquellos que critican determinado producto o marca e incluso hay miles de "trolls" políticos rentados por políticos o incluso con gobiernos; tal como quedó acreditado hace pocos días en Buenos Aires cuando se produjo el escándalo de los #Trolls #pagos #PRO rentados por el Jefe de Gabinete Marcos "marquitos" Peña, en el Gobierno de Mauricio Macri.
El origen del bullying puede deberse a múltiples factores: el entorno escolar, la falta de compromiso de los docentes en atacar el problema, los medios de comunicación, la familia, etc. En las escuelas actuales, tanto en América Latina, como en España o Estados Unidos hay escaso compromiso de los docentes. La idea es brindar los conocimientos mínimos a los niños y  adolescentes y no involucrarse en lo que ocurre en recreos, en clases, en la entrada y la salida. De ese modo los acosadores tienen la "entrada libre" para agredir, insultar, humillar, golpear e incluso instigar a matarse en clases, tal como le ocurrió a Lara Tolosa, que se suicidó con un arma de fuego frente a sus compañeros en su clase del Colegio Normal Número 1 de La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
No olvidemos ni por un momento que bullying es "Acoso Escolar" es decir acoso en la escuela. No es "acoso en la iglesia" o "acoso en el club", no es "acoso en la empresa"; es hostigamiento en el ámbito escolar; el único lugar donde imponen sus reglas y su disciplina en forma única, exclusiva y excluyente, el docente. Es imposible y acarrea responsabilidades civiles y penales intervenir personalmente en una clase, ya sea en Honduras, Brasil, Estados Unidos o España y exigir que se deje de golpear o de hostigar a tal o cual niño o adolescente. Solamente el docente y/o el directivo escolar puede hacerlo, por eso las responsabilidades docentes son muy grandes en el crecimiento geométrico del bullying en América Latina, España y los Estados Unidos.
El entorno familiar como propiciador del bullying:
A veces el entorno familiar también es un vector para la aparición del bullying, cuando los adultos se ven expuestos y exponen a niños y adolescentes a la violencia, pueden adquirir y naturalizar ese tipo de comportamiento, dado que se percibe como una respuesta a la solución de un conflicto. En la actualidad muchos medios de comunicación influyen en el comportamiento agresivo de niños y adolescentes debido a los programas con excesiva violencia, en particular los noticieros o noticiarios que exponen como trofeo, imágenes de YouTube y otras plataformas donde se golpea o se humilla en forma reiterada a niños y adolescentes. 
Los datos de la Unesco y Bullying Sin Fronteras:
Según un estudio llevado a cabo entre la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) y la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras,  4 de cada 10 estudiantes secundarios admite haber sufrido acoso escolar, lo que en un universo de ciento ochenta y cinco millones de alumnos (siempre analizando a América Latina, Estados Unidos y España); tenemos el equivalente a  más de 46 millones de víctimas; es decir la población total de España y más que la población de la República Argentina, lo que me exime de mayores explicaciones sobre la gravedad del problema al que nos enfrentamos cada día y cada noche en Bullying Sin Fronteras.
Los Cuatro Saberes que la Escuela debe enseñar contra el Bullying:

A partir de docentes comprometidos, tanto en el ámbito primario como el secundario podremos empezar a ganar la batalla contra el bullying. Estos docentes apoyados en legislación y presupuestos suficientes brindados por gobiernos honestos serán el punto de partida para que ONGs como Bullying Sin Fronteras estén en completa y absoluta soledad contra la Epidemia del Siglo XXI.

Esas escuelas y esos docentes deberán Enseñar a Conocer, es decir, elaborar métodos de comprensión para niños y adolescentes, que les permitan despertarse a un mundo nuevo de conocimiento donde ellos y sus compañeros forman parte la aventura de ir a la escuela y de salir de ella con mayores y mejores conocimientos que los que llevaban al entrar.

Aprender a Hacer, para poder influir sobre el entorno donde viven; por ejemplo un grupo de alumnos que pinta su clase, hace algo más que recitar una poesía. Un grupo de adolescentes que ayuda en una inundación de su ciudad, hace algo más que aprender logaritmos.

Aprender a Convivir, para participar, compartir y cooperar con los demás; logrando que una salida grupal se convierta en una verdadera fiesta tal como ocurría en cada día del estudiante (21 de septiembre) en la República Argentina.

Aprender a Ser, tal vez el proceso más importante de la vida de un ser humano, porque si alguien no aprende a ser una buena persona, padre/madre, hijo/a, ciudadano, etc., tendrá graves dificultades a lo largo de su existencia. 

De ese modo y con esos cuatro saberes podremos aspirar a una sociedad con mayor y mejor educación y responsabilidad de niños y adolescentes pero también de docentes y adultos en general. La violencia irá decreciendo como fruto de la tolerancia y el respeto y por fin podremos decir que hemos vencido al bullying. El flagelo que cada día aterroriza a niños y adolescentes en escuelas de todo el mundo.


Dr. Javier Miglino. Experto en Asuntos de Derechos Humanos y Protección de la Niñez. Fundador de la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos sus comentarios. ONG Internacional Bullying Sin Fronteras.